lunes, 13 de noviembre de 2017

CNDH: en México, siete feminicidios cada día

Urgen políticas públicas para frenar ataques contra mujeres, dice
Llama a los estados a dar la importancia requerida a alertas de violencia
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 13 de noviembre de 2017, p. 4
Cuando los representantes de los tres niveles de gobierno reconozcan que en varias zonas del país existe un grave problema de violencia feminicida, será posible contrarrestar estos delitos, aseveró el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.
Datos del organismo indican que esta problemática se ha incrementado en los pasados tres años en territorio nacional. Actualmente en América Latina se presentan 12 asesinatos de mujeres cada día, y de éstos, siete son en México.
En entrevista con La Jornada, hizo un llamado urgente a las autoridades correspondientes, particularmente a las estatales, a considerar como una herramienta las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), más que como un golpe político.
A la fecha existen 28 procedimientos de AVGM en 27 entidades del país (hay dos procesos en Veracruz). Esto es, en casi 85 por ciento de las entidades federativas se considera que existe un contexto de violencia feminicida.
De este total, en 12 entidades ya son alertas declaradas por violencia feminicida (estado de México, Nuevo León, Morelos, Nayarit, Chiapas, Michoacán, uno de los dos en Veracruz, Sinaloa, Colima, San Luis Potosí, Guerrero y Quintana Roo); cinco están en plazo de cumplimiento de seis meses (Jalisco, Campeche, Zacatecas, el otro de Veracruz y Yucatán).
El diagnóstico de la CNDH sobre el seguimiento a las Alertas de Género, que se presentó hace un par de semanas, agrega que en cuatro entidades (Oaxaca, Durango, Coahuila y Ciudad de México) acaban de iniciar los procesos para emitir la declaratoria, y en siete se determinó no declarar la alerta (Baja California, Querétaro, Guanajuato, Tlaxcala, Sonora, Puebla y Tabasco). En tanto, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Aguascalientes e Hidalgo aún no cuentan con un proceso de AVGM.




El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, asegura que en los pasados tres años aumentó la violencia feminicidaFoto Carlos Ramos Mamahua
Los gobiernos locales deben ver que dicha alerta es una herramienta que no busca dañar, sino contribuir a la solución del problema. (Algunos lo consideran un golpe político) porque se malentiende. Pareciera que es un reproche hacia el pasado, pero es más bien una propuesta hacia el futuro, enfatizó el ombudsman nacional.
La forma de erradicar estas agresiones, dijo, es mediante el impulso de políticas públicas, generar una cultura de igualdad en la sociedad y establecer acciones que permitan que los ambientes y condiciones en las entidades donde se presenta el problema sean seguros para las mujeres. En ese sentido, manifestó que la CNDH está en la total disposición para coadyuvar en la resolución.
Lamentó que pese a la situación que se vive en Puebla, donde hasta septiembre de este año se habían presentado 83 feminicidios, aún no haya una declaratoria de AVGM, por lo que exhortó a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y al Instituto Nacional de las Mujeres –instancias federales que forman parte del mecanismo de revisión de los procesos de alerta– a analizar a detalle el caso en esa entidad.
Los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2016 indican que en México casi siete de cada 10 mujeres han sufrido violencia, la mayoría de tipo emocional y sexual. Son 10 las entidades que presentaron números por encima de la media nacional: en Ciudad de México, casi ocho de 10 mujeres (79.8 por ciento) declararon haber sufrido al menos una situación de violencia; en el estado de México lo reportó 75.3 por ciento; en Jalisco 74.1; en Aguascalientes, 73.3; en Querétaro, 71.2; en Chihuahua, 66.3; en Yucatán, 66.8; en Durango, 66.6; en Coahuila, 66.3, y en Baja California, 66.2 por ciento.

lunes, 16 de octubre de 2017

Norma Andrade en Barcelona


Norma Andrade es una mujer que vivía en Ciudad Juárez, México. Su hija Lilia Alejandra fue asesinada en 2001 y desde entonces denuncia los feminicidios que se producen en México, lo que le ha costado numerosas amenazas.

Estará presente en el festival "Susurros del México Olvidado", contando de cerca sus experiencias.
MESA DE DEBATE: QUÉ SIGNIFICA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO

Jueves 19 de Octubre 2017
18 horas
CC Convent Sant Agustí
ENTRADA LIBRE


Más información del evento https://taulapermexic.org/festival-susurros/dialogos-susurros/ 

domingo, 15 de octubre de 2017

martes, 10 de octubre de 2017

Cada 24 horas, un feminicidio

Según los datos registrados por los gobiernos estatales, en 2013 se abrieron 313 averiguaciones previas o carpetas de investigación por feminicidios; 2014, 322, y en 2015, 755

08/10/2017 09:22  MARCOS MUEDANO



CIUDAD DE MÉXICO
Los ministerios públicos de proc u r a d u r í a s y fiscalías de 25 entidades abrieron mil 390 averiguaciones previas o carpetas de investigación por el feminicidio de niñas, jóvenes o mujeres adultas en el país, entre los años 2013 y 2015. Los asesinatos de odio cometidos durante este periodo equivalen a un feminicidio cada 24 horas.
Un reporte del Instituto Nacional de Mujeres (Inmujeres) indica que los homicidios de género en contra de mujeres fueron registrados en el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal de los años correspondientes, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Según los datos registrados por los gobiernos estatales, en 2013 se abrieron 313 averiguaciones previas o carpetas de investigación por feminicidios; 2014, 322, y en 2015, 755. La cifra registrada durante 2015 representa un incremento de 122%, si se compara con el año anterior.
La información de Inmujeres indica que 29% de los crímenes durante este periodo se cometió en Morelos, donde se abrieron 415 expedientes. Le siguen la Ciudad de México, 129; Chiapas, 128; Estado de México, 107; Jalisco, 95, y Veracruz, 94.
Otros estados en los que se iniciaron carpetas de investigación por asesinatos de odio son: Oaxaca, 84; Guanajuato, 56; Sinaloa y Sonora, 47 por cada entidad; Tabasco, 32; Campeche, 23; Querétaro, 17; mientras que en San Luis Potosí, 15 casos.

OMITEN PROTOCOLOS

Los datos del Instituto Nacional de Mujeres indican que algunas entidades federativas no reportaron feminicidios o, incluso, omitieron proporcionar la información al Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal que elaboró el Instituto Nacional de Estadística y Geografía entre los años 2013 y 2015.
La base de datos consultada por Excélsior muestra que siete entidades, a excepción de Chihuahua, la cual no tiene tipificado el delito de feminicidio en su Código Penal, no registraron ningún asesinato de género en contra de mujeres entre los años 2013 y 2015.
Tal es el caso de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Quintana Roo y Tlaxcala, donde a pesar de que organizaciones de la sociedad civil y la prensa local han reportado y documentado los feminicidios, en las fiscalías y procuradurías no existe ningún registro.
Además de la falta de carpetas de investigación por feminicidio, otras entidades, entre ellas el Estado de México, Veracruz, Colima, Jalisco y Oaxaca, omitieron presentar información al Inegi en algunos años, por lo que las cifras pueden ser mayores.
Especialistas en el tema y organizaciones internacionales explicaron que la inadecuada investigación de las autoridades en los homicidios no permite dimensionar la realidad del país, al no existir registros exactos de los crímenes cometidos en las 32 entidades federativas.
Los registros oficiales no reflejan, en absoluto, la realidad de los feminicidios. Un ejemplo es el caso de Lesvy, la joven encontrada sin vida en un campus de la UNAM. No se investigó como una muerte violenta, por lo que la Procuraduría dijo que fue un suicidio. Las autoridades están obligadas a investigar todas las muertes violentas como feminicidio, y a partir de ello, comprobarlo o descartarlo”, comentó Lucía Núñez, doctora en Ciencias Sociales y colaboradora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Una de las peticiones que la sociedad civil ha impulsado es que las procuradurías investiguen los casos, como feminicidios, no como homicidios. El año pasado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó un estudio de feminicidios en América Latina, el cual menciona que México no tiene cifras, porque cada entidad tiene una tipificación distinta, y en segundo lugar, no se están investigando casos, lo que impide tener una visión clara”, comentó Tamara Medina, oficial del Programa de Género de Amnistía Internacional.
El informe de la Cepal, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), menciona que en México “31 códigos penales de las entidades federativas (CPEF) del país, con excepción de Chihuahua, han tipificado el delito de feminicidio. No obstante, las definiciones no son homogéneas; en este sentido existen desafíos para analizar directamente los feminicidios a nivel local”.
La falta de aplicación de los protocolos por parte de las autoridades de seguridad y procuración de justicia continúa a pesar de que en 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado mexicano por la falta de investigación y omisiones por la desaparición, maltrato y homicidio en Ciudad Juárez de Esmeralda Herrera Monreal, Laura Berenice Ramos Monárrez y Claudia Ivette González.
En 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó a las autoridades investigar el homicidio de Mariana Lima como feminicidio. El fallo de la Primera Sala menciona que es obligación de las áreas de investigación realizar una indagación, con perspectiva de género y sin discriminación, de todas las muertes de mujeres hasta establecer si se trata o no de un feminicidio.
Tenemos casos como el de Mariana Lima, en el que las autoridades argumentaron un suicidio, a pesar de que tenía cuestiones de que se podía evaluar como feminicidio, de ahí que el caso llegara a la Suprema Corte y determinara que todas las muertes violentas de mujeres deben de investigarse como feminicidio para ir descartando que fue así”, explicó Tamara Medina.
Ambas especialistas comentaron que la falta de registros sobre los feminicidios impide aplicar políticas públicas para prevenir y evitar más asesinatos de odio.
Al no conocer el fenómeno de feminicidio en el país no se pueden realizar investigaciones y aplicar políticas públicas para prevenirlo. No se pueden hacer programas porque las estadísticas que las autoridades proporcionan no son exactas. Hace unos años se pedía que existiera el tipo penal de feminicidio para hacer políticas públicas, sin embargo, las autoridades no lo investigan correctamente, no entienden lo que es un feminicidio”, dijo Lucía Núñez.

El hecho de que no se documenten adecuadamente los feminicidios impide su prevención, además de que prevalece una violencia estructural e institucional de minimizar la violencia contra las mujeres, por el hecho de ser mujer”, explicó Tamara Medina.

martes, 19 de septiembre de 2017

La violencia de género, al alza en Chihuahua


Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 19 de septiembre de 2017, p. 41
Ciudad Juárez, Chih.
Sesenta y cuatro mujeres han sido asesinadas este año en Ciudad Juárez; tres de ellas en las 24 horas recientes; de acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE), esta cifra rebasa la de todo 2016, cuando sumaron 56. La mayoría de las víctimas eran menores de 30 años.
La noche del domingo una mujer de 40 años murió junto con tres hombres al ser atacados con rifles de asalto en la colonia Villas del Sur.
Mientras, cerca de las 23 horas del domingo, en el fraccionamiento Portal del Valle, un sujeto ingresó al domicilio de una mujer y le disparó.
El tercer caso es el de una mujer encontrada en un barranco de la colonia Hermenegildo Galeana, cerca de la zona centro. Tenía huellas de violencia sexual.
En Ciudad Juárez, este año se ha reportado la desaparición de 18 mujeres ante la unidad de personas ausentes de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres.
De los 64 homicidios documentados en 2017, sólo en 16 casos hay detenidos.
La FGE refiere que a partir de que se inició el registro de violencia contra mujeres (1993) se han reportado mil 575 asesinatos.
Apenas el pasado 13 de septiembre el Congreso local aprobó reformas al Código Penal para tipificar el feminicidio, lo que habían exigido durante años activistas y organizaciones defensoras de mujeres.
Se agregó el artículo 126 bis, el cual estipula una pena de 30 a 60 años de prisión, y 20 más si la víctima es menor, está embarazada o es adulta mayor, entre otras condicionantes.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Exigen declaratoria de emergencia nacional contra los feminicidios

Marchan en Ciudad de México miles para pedir justicia por el asesinato de Mara Castilla
Aspecto de la marcha del Zócalo a las instalaciones de la Procuraduría General de la RepúblicaFoto Víctor Camacho
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 18 de septiembre de 2017, p. 5
Una vez más, miles de mujeres salieron a las calles para demandar justicia por otro caso de feminicidio, esta vez el de la estudiante Mara Fernanda Castilla. Con indignación, las manifestantes reprocharon ‘‘la incapacidad’’ de las autoridades para proteger a las mujeres en México, donde cada día –de acuerdo con diversos datos– siete son asesinadas.
Marcharon del Zócalo de Ciudad de México a la sede de la Procuraduría General de la República (PGR), donde enfatizaron que ante la falta de resultados en las medidas implementadas por el Estado mexicano para garantizar la seguridad de las mujeres, y frente la permanente y lacerante violencia machista, es urgente implementar una declaratoria de emergencia nacional contra el feminicidio.
‘‘Exigimos que se active una alerta de género nacional. Tal mecanismo deberá contar con recursos suficientes para operar un plan de acción que contemple los distintos tipos de violencia feminicida identificada geográficamente, y deberá actuar en coordinación con la sociedad civil.
‘‘No queremos repetir las experiencias de alerta de género fallidas por carecer de recursos y sistema para operar. Basta de simulación en los protocolos de defensa de derechos’’, señalaron en un pronunciamiento que se leyó al finalizar la movilización.
También demandaron la activación de la alerta de género en Puebla y una audiencia pública del movimiento de mujeres con el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Asimismo, invitaron a todas las mujeres de Ciudad de México a sumarse a una reunión de coordinación y trabajo el sábado 30 de septiembre a las 11 de la mañana en las islas de Ciudad Universitaria.
Convocada casi de un día para otro en redes sociales, la movilización –que se inició poco después del mediodía– sumó de acuerdo con las organizadoras 4 mil manifestantes, aunque autoridades capitalinas hablaron de 2 mil. Mujeres, niñas, niños, adolescentes y hombres protestaron por el feminicidio de Mara, cuyo cuerpo sin vida se encontró el 15 de septiembre, siete días después de que desapareciera cuando al salir de un bar en Cholula, Puebla, abordó un taxi de la empresa Cabify, conducido por Ricardo Alexis Díaz López.
La rabia y la frustración ante la impunidad en la que, dijeron, se encuentran miles de crímenes contra las mujeres en el país hizo gritar decenas de consignas a las y los manifestantes: ‘‘Ni una más, ni una asesinada más’’, ‘‘Justicia’’, ‘‘Vivas las llevaron, vivas las queremos’’, ‘‘No es no’’, ‘‘Señor, señora, no sea indiferente, asesinan a mujeres delante de la gente’’, ‘‘No, no no. No es un hecho aislado, los feminicidios son crímenes de Estado’’, ‘‘Verga violadora, a la licuadora’’.
A lo largo del trayecto, cientos de mujeres narraron los distintos tipos de violencia que a diario sufren. Agresiones sicológicas, acoso y hostigamiento sexual y laboral, violencia familiar, desapariciones, violaciones sexuales, tocamientos, miradas lascivas, falta de oportunidades iguales a los hombres en el ámbito profesional y feminicidios, entre otras muchas otras.
Carteles, mantas, sus rostros y sus cuerpos sirvieron como pergaminos en los que expresaron su sentir ante éste y otros feminicidios: ‘‘De camino a mi casa quiero ser libre, no valiente’’, ‘‘Si me matan, no es mi culpa’’, ‘‘Muera el machismo’’, ‘‘Mara no falleció, a Mara la asesinaron’’, ‘‘Harta de vivir con miedo’’.
Los carteles que portaban un joven y un hombre de unos 45 años resumieron el apoyo a las mujeres: ‘‘El feminismo es una lucha de todos’’ y ‘‘Quiero que mi hija viva segura’’. Una mujer atrajo también las miradas, pues su manta parafraseaba a lo expuesto en el Informe de Enrique peña Nieto: ‘‘Porque lo malo también cuenta, y cuenta más’’.

Repudian en 11 entidades asesinato de la joven Mara Fernanda Castilla

  • Alerta de género a escala nacional, exigencia central en todas las movilizaciones
  • En Xalapa, su familia expresa: ‘‘No queremos más pésames; no queremos ni una más’’
Mujeres se manifestaron contra la violencia frente al Teatro Degollado, en Guadalajara.Foto La Jornada
En la imagen, una de las muestras de inconformidad en Ciudad de MéxicoFoto Víctor Camacho
De los corresponsales
 
Periódico La Jornada
Lunes 18 de septiembre de 2017, p. 4
Miles de ciudadanos se manifestaron este domingo para repudiar el asesinato de la joven estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda, ocurrido en la ciudad de Puebla. Las protestas se realizaron en los estados de Veracruz, Puebla, Chihuahua, Coahuila, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Ciudad de México con la exigencia central de que se decrete la alerta de género a escala nacional.
En Xalapa, Veracruz, de donde era originaria Mara Fernanda, su familia encabezó la marcha dos horas después de que la joven fue sepultada. La protesta se inició a las 16 horas en la explana del Teatro del Estado; posteriormente caminaron sobre la avenida Manuel Ávila Camacho y concluyeron el acto en el Monumento a la Madre.
Ahí, Karen Castilla, hermana de Mara, dijo que el asesinato ‘‘es un feminicidio; mi familia y yo estamos desechos, pero queremos justicia para ella y para todas las personas desaparecidas. ¡No queremos más pésames, no queremos ni una más!’’, expresó.
Gabriela Miranda, madre de Mara, dijo que la muerte de su hija ‘‘es una emoción muy dura y pensé que nunca iba a pasar, porque pensé que mis hijas iban a ser quienes me enterraran a mí y no al revés.
‘‘Busco justicia no sólo para mi hija Mara, que tuvo la fortuna de contar con ustedes para ser encontrada, cuando sabemos que hay muchísimos casos de mujeres, niños, niñas, jóvenes y adultos que viven en la incertidumbre de no encontrar a uno de sus familiares’’.
Pidió a las autoridades de todo el país detener este tipo de crímenes. ‘‘Ojalá que con la partida de mi hija Mara se pueda dar un gran paso para que esta situación termine. Que Mara sea la última’’, manifestó.
Tras el mensaje de la familia de Mara, la marcha –con más de 5 mil personas vestidas de blanco– continuó su trayecto hasta la Plaza Lerdo, frente a palacio de gobierno, donde exigieron justicia a las autoridades.
El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, emitió un comunicado en donde lamentó el feminicidio de Mara Castilla y se sumó a la exigencia de justicia.
En la ciudad de Puebla, donde fue asesinada Mara, también se realizó una marcha. En un posicionamiento, los colectivos participantes informaron que en Puebla 83 mujeres han sido asesinadas en lo que va de este año.
La movilización se realizó dos días después de que la Fiscalía General del Estado, a cargo de Víctor Antonio Carrancá Bourget, confirmó el asesinato de la estudiante de 19 años de edad, tras siete días de especulaciones sobre su desaparición.
Por lo que hace a Chihuahua, un grupo de mujeres protestó en la Cruz de Clavos, ubicada frente a palacio de gobierno en la capital estatal en memoria de las muertas de esta entidad, donde exigieron justicia por el asesinato de Mara Castilla.
Asimismo, en Ciudad Juárez, activistas y catedráticas universitarias repudiaron los feminicidios y desapariciones de mujeres que se vienen repitiendo en todo el país.
Por otra parte, en Coahuila, decenas de estudiantes, amas de casa y trabajadoras corearon durante una marcha por calles del centro de la ciudad de Torreón: ‘‘¡Las mujeres de La Laguna no queremos muerta a ninguna!’’
En Jalisco, un contingente de casi mil personas, con fotografías de personas desaparecidas, se manifestó en el centro de Guadalajara para repudiar el crimen cometido contra Mara Fernanda.
A la vez, decenas de mujeres marcharon en el Centro Histórico de Morelia, Michoacán, donde activistas aseguraron que en esta entidad han sido asesinadas este año 109 mujeres.
Alto a las agresiones
Las protestas se repitieron en León, Guanajuato; Oaxaca, Oaxaca; San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y en Mérida, Yucatán; los cientos de participantes vistieron de blanco y la demanda central fue justicia por el homicidio de Mara Fernanda Castilla, así como un alto a las agresiones contra mujeres.
El cuerpo de la joven Mara Castilla Miranda fue localizado el pasado 15 de septiembre en un predio de la comunidad de Santa María Xonacatepec, municipio de Puebla, con rastros de agresiones físicas y sexuales.
La fiscalía de esa entidad responsabilizó del asesinato a Ricardo Alexis N, chofer del servicio de transporte Cabify, mismo que utilizó la joven para trasladarse a su domicilio la madrugada del 8 de septiembre.
(Eirinet Gómez, Mónica Camacho /La Jornada de Oriente;Carlos García, Ernesto Martínez, Rubén Villalpando, LeopoldoRamos, Juan Carlos G. Partida, Elio Henríquez, Jorge A. Pérez Alfonso y Luis A. Boffil)

Creciente la participación de organizaciones en marcha vs feminicidios

Publicado por 

Aristegui y Lydia Cacho se manifestarán el martes en Puebla vs. Feminicidios.
Las periodistas Carmen Aristegui y Lydia Cachoparticiparán el martes 18 de octubre en una protesta contra los feminicidios que se realizará en la ciudad de Puebla.
La manifestación está siendo convocada a través de las redes sociales por miembros de la comunidad de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).
En el cartel que circula a través de Facebook y Twitter recuerda que en el sexenio que encabeza el panista Rafael Moreno Valle se han cometido 300 asesinatos de mujeres -tan sólo este año se han perpetrado 68 feminicidios- y desde 2012 están reportadas en Puebla 70 desaparecidas.
Una marcha está convocada a partir de las 13:00 horas. Se originará en la Facultad de Computación Ciudad Universitaria, recorrerá ese campus y luego se encaminará hacia el Parque Benito Juárez, en la Zona Dorada de la capital poblana, a un costado del edificio central de la Fiscalía General del Estado (FGE).
En la movilización participarán colectivos de la Ciudad de México, Cuernavaca, Xalapa, Orizaba y otras ciudades de la República Mexicana.
La participación de Carmen Aristegui y Lydia Cacho Ribeiro se hará a través de un mensaje que se transmitirá por video.
Por el número de feminicidios cometidos Puebla es el noveno estado del país, de acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF); el segundo lugar en trata de mujeres a nivel nacional, según la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las mujeres y Trata de personas de la PGR (Fevimtra), y el primer lugar en casos de mujeres desaparecidas, según la Fiscalía de Personas Desaparecidas.

Lo anterior lo ha remarcado la “Red Retoño” al contabilizarse en Puebla el feminicidio número 66 en lo que va del año y el cuarto en cinco días.

Ante la situación de violencia contra la mujer que prevalece en Puebla, la Red que busca la prevención social de la delincuencia organizada y que cuenta con el apoyo de la representación de la delegación de la Unión Europea en México exigió al gobierno del estado de Puebla atender las obligaciones de prevenir, erradicar y sancionar la violencia de género y demandó de forma urgente la activación de la alerta de violencia contra la mujer.

domingo, 17 de septiembre de 2017

No fue tu culpa #YoSoyMara

Marcha CDMX: Zócalo-PGR
17 de septiembre, 12 hrs.

En México: Ni una muerta más


Proyecto "Propaganda Y Conciencia"
Cartel Una Muerta Mas
Gran OM, 2011
Están muriendo mujeres en el país entero,
No alzar la voz, es aceptar el miedo.

Feminicidios: que la gota derrame el vaso



S
in ser excepcional y mucho menos único, el asesinato de Mara Fernanda Castilla, una joven estudiante de origen veracruzano y residente en la capital de Puebla, ha cimbrado a la sociedad desde que el cuerpo de la víctima fue hallado, cerca del mediodía del viernes 15, en una barranca ubicada en la periferia de esa ciudad.
Como se recordará, la estudiante del tercer semestre de ciencias políticas (19 años) fue vista con vida por última vez una semana antes, la noche del viernes 8 de septiembre, cuando, tras salir de un bar en San Andrés Cholula, abordó un transporte de la empresa Cabify para regresar a su casa. Como lo mostraron videos de cámaras de seguridad, el vehículo permaneció estacionado frente al domicilio de la víctima, pero ésta nunca descendió. De acuerdo con los datos disponibles, el chofer la llevó a un motel, en donde la habría asesinado, para deshacerse de su cuerpo a primeras horas del sábado 9.
Por diversas razones, este episodio trágico ha causado, más que consternación, una profunda indignación social. Por principio de cuentas, es una historia más de abuso sexual que culmina en feminicidio; por añadidura, el hecho provocó reacciones abominables –sobre todo, en las redes sociales– en las que lo peor de la sociedad buscó atribuir la responsabilidad del asesinato a la propia víctima por el hecho de haber salido de su casa, de haber acudido a un bar y de haber intentado volver, sola, a su domicilio.
Adicionalmente, es claro que la extremada irresponsabilidad de la empresa Cabify –la cual fue notificada oportunamente de que Mara Fernanda no había vuelto a casa, pese a lo cual la compañía se empecinó en informar lo contrario– le dio al homicida un margen de tiempo propicio para el crimen.
Pero lo más exasperante e inadmisible del suceso es la constatación de que las mujeres de cualquier edad y condición social enfrentan, en nuestro país, el riesgo de ser asesinadas y de sufrir agresiones y violencia por el mero hecho de ser mujeres.
Y esta circunstancia tiene como telón de fondo insoslayable la lacerante indolencia de las autoridades ante miles y miles de feminicidios que han tenido como secuela la impunidad total de los asesinos. Sólo en el estado de Puebla se registraron entre 2012 y 2015, 780 desapariciones de mujeres de entre 15 y 29 años, y en lo que va de 2017 han tenido lugar allí 82 feminicidios. Diversas organizaciones sociales han exigido desde hace muchos meses que se adopte la alerta de género en esa entidad, pero apenas en julio pasado la Secretaría de Gobernación se rehusó a declararla con el pretexto de que las autoridades locales ya habían emprendido acciones relevantes para la prevención, sanción y erradicación de la violencia de género. Circunstancias similares se viven en el estado de México y en otros estados.
La erradicación de los feminicidios no es necesariamente una meta imposible ni lejana. Para ello bastaría con que los gobernantes de los tres niveles y los funcionarios del Poder Judicial hicieran acopio de voluntad política para prevenir, esclarecer y castigar estos crímenes con oportunidad y apego a derecho. Por desgracia, esa voluntad no se ve por ninguna parte, y a lo que puede observarse, sólo el reclamo social contundente, inflexible y sostenido puede llevar a las autoridades a hacer su trabajo. Cabe esperar, en este sentido, que el asesinato de Mara Fernanda sea la gota que derrame el vaso de la paciencia social. Porque es inadmisible, indignante y repugnante que en este país la mera condición de mujer lleve implícito un peligro de muerte.

jueves, 14 de septiembre de 2017

El Grito más Fuerte: #AlertaMujeresMx



Publicado el 12 sept. 2017El video SEGURAS es una pieza colectiva realizada por mujeres mexicanas, preocupadas por la situación de violencia de género y la indefensión que vivimos a diario en el país. La intención del video es hacer un llamado a las mujeres a estar alertas y conscientes del peligro, a tender puentes de ciudadana, pero sobre todo a organizarnos y a ser solidarias. Estamos totalmente convencidas de que sólo así vamos a poder construir un país distinto.

domingo, 20 de agosto de 2017

Un niño marcha junto con su madre por las calles de Chimalhuacán

Hoy #DíaMundialdeLaFotografía 

Un niño marcha junto con su madre por las calles de Chimalhuacán, municipio del Estado de México en protesta por decenas de feminicidios que se han registrado en el lugar.
Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org




sábado, 29 de julio de 2017

En 15 Años Han Sido Asesinadas 26 Mil 267 Mujeres En México


La mayoría de los asesinatos ocurrieron en la vivienda particular lo que habla de altos niveles de violencia familiar, pero a partir de 2009 empezó a crecer el número de las mujeres asesinadas en la vía pública. De 2010 a 2012, la mitad de los asesinatos ocurrieron en la calle. “Los asesinatos de mujeres derivan en un patrón cultural y menos al fenómeno de la violencia social por el crimen organizado”.
México. – Tengo la idea, creencia o hipótesis que durante los últimos cincuenta años, a partir del crecimiento cognoscitivo y personal de la mujer, el hombre o el otro sexo, no ha tenido tiempo o habilidad para asimilar ese importante avance social de la hembra; y su reacción, por parte de un relevante número de machos, ha sido o agrediendo a la mujer o buscando refugio en el regazo de otro macho. El tipo, calidad y cantidad de agresiones que la mujer padece día a día y la desproporcionada cantidad de personas que ahora de manera libre manifiestan su homosexualidad, podrían dar fe de esta creencia, idea o hipótesis de quien firma estas líneas. E.E.M.M.
Estoy casi seguro que como consecuencia de la segunda guerra mundial los gobiernos, sus gobernantes, gobernados y sociedad en general se vio en la necesidad de mejorar la condición de la mujer en la vida cotidiana y poco a poco le fue “otorgando” o la mujer fue logrando acción más expresiva fuera del hogar o casa familiar a la que estaba confinada o designada; logró progresos jurídicos, “mejoras” salariales, cierta equidad social.
Pero el hombre o la sociedad no tomó en serio la situación y “dejo” hacer a la mujer, tal vez confiado de que en cualquier momento, con un grito u orden, “metería” en cintura el Neo-comportamiento de su hembra.
Se confió o mejor dicho no tomó en serio que la mujer necesitaba y debía progresar como ser humano.
Y ahora ante la realidad, en virtud de que nunca se preparó para avanzar de manera conjunta, unida, complementaria y solidaria con su congénere humano, el macho agrede a la hembra y busca y encuentra el refugio en los brazos de otro hombre; en vez de asumir, compartir y celebrar las nuevas responsabilidades de la mujer en la sociedad.
He aquí algunos elementos de reflexión, lea usted el texto que a continuación se presenta:

Feminicidio en México

Suben feminicidios en México: 6,488 mujeres asesinadas entre 2013 y 2015
El creciente número de asesinatos contra mujeres es una tragedia y una vergüenza nacional. Entre 2006 y 2013, la mayoría de los asesinatos ocurrieron en la vivienda particular lo que habla de altos niveles de violencia familiar, pero a partir de 2009 empezó a crecer el número de las mujeres asesinadas en la vía pública. De 2010 a 2012, la mitad de los asesinatos ocurrieron en la calle.
En los últimos 15 años, de 2000 a 2014, el número de las mujeres asesinadas en México asciende a 26,267, que en promedio significa 5.1 por día. Del 2000 al 2014 la cantidad de los homicidios anuales se duplicó al pasar de 1,284 a 2,349, según el INEGI.
“Los asesinatos de mujeres derivan en un patrón cultural y menos al fenómeno de la violencia social por el crimen organizado”, asegura el INEGI. La conclusión es alarmante y habla de una sociedad machista que no respeta la vida de las mujeres.
Entre 2006 y 2013, la mayoría de los asesinatos ocurrieron en la vivienda particular lo que habla de altos niveles de violencia familiar, pero a partir de 2009 empezó a crecer el número de las mujeres asesinadas en la vía pública. En los tres años que van de 2010 a 2012, la mitad de los asesinatos ocurrieron en la calle.
Los años que registran el mayor número de los feminicidios van del 2010 al 2013: 2,418 en 2010; 2,693 en 2011; 2,764 en 2012, y 2,647 en 2013. El INEGI registra que a la par que crecen los asesinatos aumenta la violencia con los que son perpetrados para causar mayor dolor y prolongar el sufrimiento.
En 2013, 32 de cada 100 fueron ahorcadas, estranguladas, quemadas, lesionadas con objetos punzocortantes o golpeadas con objetos. De 2004 a 2013 aumentó el porcentaje de las asesinadas con arma de fuego al pasar del 28.8% al 43.0%.
La representante en México de ONU Mujeres sostiene que la violencia más frecuente contra las mujeres en el país viene de sus parejas o exparejas. Y advierte del problema general y muy grave de la impunidad de los asesinos.
Natalia Flores, del Programa Universitario de Equidad de Género de la UNAM, dice que el homicidio de las mujeres “es un problema histórico y las estadísticas muestran que el número (…) ha aumentado desde 2006 a la fecha. Habla de que el problema sigue ahí y de que se ha ido agravando”.
Esto, añade, “es paradójico porque hay un esfuerzo por parte del Estado para comprometerse con la protección de los derechos humanos de las mujeres, pero los casos aumentan. La violencia es estructural”.
El número de los asesinatos contra las mujeres es una tragedia y una vergüenza nacional. El gobierno, las iglesias, las escuelas y la sociedad civil organizada deben trabajar de manera coordinada, para enfrentar de manera decidida el problema. La familia, en muchos casos, es una escuela de violencia contra las mujeres que explica, en buena parte, el carácter estructural de los feminicidios. Con información de @RubenAguilar. Rubén Aguilar.
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009)
http://www.animalpolitico.com/blogueros-lo-que-quiso-decir/2016/01/05/feminicidio-en-mexico/
Sin freno, homicidios de mujeres; son 5 diarios en promedio
De acuerdo con reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del año 2000 al 2015 se cometieron 28 mil 710 asesinatos violentos contra mujeres, es decir cinco diarios. Las cifras reflejan un aumento de 85% en estos delitos, al pasar de mil 284 homicidios ocurridos en el año 2000; a dos mil 383, en 2015.
María de la Luz Estrada, fundadora y coordinadora ejecutiva del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), estimó que la cifra actual podría superar 30 mil homicidios violentos contra mujeres.
Estrada señaló que “un aspecto fundamental que debe ser incorporado en los diagnósticos e investigaciones que se realicen para comprender el problema de la violencia feminicida, es la desaparición de niñas y mujeres.
“A partir de investigaciones realizadas por el OCNF, se ha identificado la desaparición como un patrón íntimamente relacionado con el feminicidio, en el que principalmente niñas y adolescentes de entre 11 y 18 años desaparecen para posteriormente ser encontradas asesinadas, situación que hace compleja la posibilidad de acceder a la justicia para los familiares de las víctimas.”
Aunado a ello, una buena parte de las muertes violentas de mujeres quedan en la impunidad porque no se investigan, ni se actúa con la debida diligencia, así lo reflejó el reporte La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2014, realizado por la entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), la Comisión Especial para el Seguimiento de los Feminicidios y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).
“Muchos de los homicidios que se cometen contra las mujeres no son investigados tomando en consideración que podrían tratarse de feminicidios”, enfatizó.
En el estudio los autores solicitaron establecer un modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género, en el que se recomienda que todos los delitos de este tipo “que en principio parecerían haber sido causados por motivos criminales, suicidio y accidentes, deben analizarse con perspectiva de género, para poder determinar si hubo o no razones de género en la causa de la muerte”.
Los especialistas también solicitaron que “las investigaciones policiales y ministeriales por presuntos feminicidios (…) deben investigar, de oficio, las posibles connotaciones discriminatorias por razón de género en un acto de violencia perpetrado contra una mujer cuando dicho acto se enmarca en un contexto de violencia contra la mujer”.
En 2008, ante el aumento en este tipo de delitos, autoridades federales lanzaron la Alerta de Violencia de Género, mecanismo que visibiliza la violencia contra las mujeres y que, a partir de que se decreta, los gobiernos están obligados a crear políticas públicas para reducir el abuso contra ellas; sin embrago, entidades como el Estado de México, Morelos y Michoacán no han podido frenar los feminicidios y abusos contra este sector.
Hasta el momento se han solicitado 24 Alertas de Género a escala nacional —Oaxaca, Guanajuato (en dos ocasiones), Estado de México, Nuevo León, Hidalgo, Chiapas, Morelos, Colima, Michoacán, Baja California, Sonora, Jalisco, Veracruz (2), Querétaro, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tabasco, Sinaloa, Puebla, Nayarit, Guerrero, Tlaxcala— debido a, de acuerdo con Organizaciones No Gubernamentales (ONG), los hechos violentos contra ellas; sin embargo, sólo siete estados la han decretado.
Las entidades en las que la Secretaría de Gobernación ya decretó la Alerta de Género y que están obligadas a crear políticas públicas para paliar cualquier delito contra las mujeres son Estado de México, Nuevo León, Chiapas, Morelos, Michoacán, Sinaloa y Veracruz. En el caso del estado de Jalisco, el propio gobierno estatal fue quien decidió decretar la alerta, sin esperar la disposición de la Segob. Con lo anterior, en total, suman ocho entidades las que trabajan contra este delito.
En 2015, la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), emitió la declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) para 11 municipios del Estado de México: Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad, los cuales concentran los mayores índices de violencia feminicida.
De 2005 a 2014, de acuerdo con el informe del grupo de investigación y la Procuraduría estatal, se cometieron 933 feminicidios, se presentaron cuatro mil 281 reportes de desaparición de mujeres, de las cuales 95 fueron encontradas asesinadas, y mil 554 siguen desaparecidas. Además se presentaron 26 mil 79 denuncias por violación.
Según la dependencia, de enero de 2014 a septiembre de 2015 se registraron 504 asesinatos de mujeres y en 2016, 236 feminicidios.
La coordinadora del Observatorio Mexiquense de Feminicidios, Desapariciones y Violencia de Género, Yuridia Hernández, dijo que documentaron 236 casos de feminicidio en 2016. A su vez, el procurador Alejandro Jaime Gómez Sánchez informó que del 1 de enero al 18 de noviembre del año pasado se registraron 61 casos de feminicidio en la entidad.

Emergencia

En Morelos, de acuerdo con la presidenta de la Comisión de Equidad y Género del Congreso estatal, Norma Alicia Popoca Sotelo, en 2016 se reportaron 85 feminicidios, situación que rebasó en más de 66% a la cifra de asesinatos de mujeres registradas en 2015.
Incluso desde la aplicación de la Alerta de Violencia de Género en Morelos a la fecha han ocurrido centenares de feminicidios.
La Comisión Independiente de los Derechos Humanos de Morelos (CIDHMor), afirmó que 2016 se convirtió en el año con mayor número de feminicidios en Morelos en los últimos 15 años, pese a que a que desde hace 17 meses se decretó la Alerta de Género.
La CIDHMor impulsora de la AVG, presentó un informe público, en el que concluyó que a lo largo de 16 años del 2000 al 2016 un total de 773 feminicidios.
En Michoacán, según cifras de la Procuraduría del estado, de enero a noviembre de 2016 se registraron 101 homicidios de mujeres, 33 de fueron judicializados, es decir, se tiene un responsable que enfrenta un proceso penal, pero sólo 12 del total están tipificados como feminicidios. En 2015, el Inegi reportó 88 asesinatos contra mujeres.
En Monterrey, Nuevo León, la alerta se solicitó hace cuatro años por iniciativa de una asociación civil a la Federación, cuando la violencia en la entidad se incrementó a causa de la delincuencia organizada.
El estado ocupa el número 25 a nivel nacional, de los 32 estados, en el tema de las muertes de mujeres por violencia. De cada 100 mil, 1.3 están muriendo por esta situación.
En Veracruz, ante el incremento en el número de muertes de mujeres, organizaciones de la sociedad civil presentaron en 2015 la solicitud de Alerta de Género, la cual finalmente fue decretada el 23 de noviembre de 2016 para 11 municipios veracruzanos.
En Jalisco, han transcurrido ya casi un año de que fue implementada la Alerta de Género, especialmente en ocho municipios que registraban feminicidios al alza, a saber 424 de 2013 a febrero del año pasado.
Con información de Adriana Luna, Aracely Garza, Pedro Tonantzin, Gaspar Romero, Miguel García Tinoco, Dalila Ramírez y Lourdes López y de ÁNIBAL MARTÍNEZ. 08/03/2017 05:58 http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/03/08/1150790
Con información de Hermosillo